Como los Lobos se volvieron Perros

La historia de la domesticación del perro va en paralelo con nuestra propia
evolución hacia una civilización, de cazadores-recolectores de el Mesolítico hasta la era
moderna. Hubieron perros domésticos mucho antes de que cualquier otro animal fuera
domesticado, así el perro es una especie mucho más alterada con respecto a sus
antecesores que cualquier otra especie animal en la tierra.
Aunque el proceso de domesticación ha borrado muchos de los detalles de la
especie ancestral, el perro aun retiene algunas de las características del linaje antiguo
que dio origen a los chacales, coyotes, y lobos.
La domesticación de los perros ha sido un proceso más complejo que la de
cualquier otro animal, llevando no sólo a cambios radicales en la forma y tamaño de
sus cuerpos físicos sino también a una casi completa reorganización de su
comportamiento. Además, mientras los humanos han guiado este proceso, es sólo en
el último siglo y medio, y solo en el oeste que hemos tomado completo control de este
cambio.
¿Cuando se domesticó al perro? Los restos de perro más antiguos son de 12,000
a 14,000 años. Esto pone a los primeros perros antes de los comienzos de la
agricultura hace 10,000 años, y mucho antes de la domesticación de cualquier otro
animal.
En lo profundo de las cuevas de Chauvet en Francia, que son famosas por su arte
prehistórico, hay un tramo de 50 m de huellas hechas por un niño de 8 a 10 años de
edad junto a huellas de un canino grande que revela una relación cercana entre los
dos. Las huellas del canino son intermedias entre las de un perro y un lobo. El hollín de
la antorcha que llevaba el niño pone la fecha de este evento en 26,000 años, haciendo
estás probablemente las huellas de pisadas más antiguas de Europa.
Los científicos solían pensar que los perros descendían de los lobos, ahora a
través de estudios genéticos sabemos que los perros y los lobos comparten un
ancestro común. Este ancestro común fue un lobo prehistórico que vivió en Europa o
Asia entre 9,000 a 34,000 años atrás. Los perros cambiaron radicalmente desde que se
separaron de los lobos hace más de 10,000 generaciones.
Ya que el perro fue el primer animal domesticado, no es posible que haya ocurrido
deliberadamente, porque a nadie se le hubiera ocurrido hacer algo así. Es posible que
la asociación entre hombre y lobo haya aparecido espontáneamente en muchos
lugares sobre miles de años antes de que los registros arqueológicos muestren perros
que eran diferentes de los lobos en apariencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *